Saltar al contenido

¿A que edad puedo llevar a mi bebé a la playa?

Existen muchos interrogantes sobre si es conveniente o no llevar a un bebé a la playadurante sus primeros 8 meses. Aquí veremos diferentes interpretaciones del mismo tema para que cada uno pueda decidir que hacer.

Empezaremos diciendo que muchos pediatras explican que no hay una edad clara para llevar por primera vez a nuestro bebé a la playa, sino que realmente todo es una cuestión de sentido común. Algunos pediatras explican que sería mejor llevar al bebé después de los seis primeros meses, sin embargo otros explican que no hay ningún problema si llevas a tu bebé de dos o tres meses a la playa siempre que sigas unas indicaciones y utilices el sentido común. Se trata de una cuestión muy personal que depende de si nosotros nos vamos a sentir bien como padres llevando a nuestro bebé a la playa o no, si vamos a estar preocupados y pasándolo mal mejor será que esperemos a que el bebé sea más grandecito.

Podríamos decir que esta es la versión más libre en torno al problema que tratamos, ya que pone todo el énfasis en el sentido común de cada padre. Sin embargo existen otras muchas indicaciones que explican que es muy aconsejable NO llevar al bebé en su primer mes de vida a la playa y explican que tampoco es aconsejable hacerlo durante los primeros seis meses de vida. Esta interpretación explica que si bien la orilla del mar y la playa es buena para nosotros y para niños más grandes para refrescarnos, relajarnos y para estimular a los niños, no es bueno para bebés recién nacidos por una serie de razones como que la piel del bebé es muy sensible y el sol directo podría provocar quemaduras.

Parece algo también de sentido común que con cualquier bebé de menos de un año deberíamos ir a la playa en un horario limitado, evitando las horas de más calor. De nueve a once por la mañana y a partir de las cinco de la tarde por la tarde parece el horario más racional para acercarnos a la playa. A estas horas los bebés y los padres podrán disfrutar del frescor de mojar sus pies en el mar o www.atoledo.com de sentir el suave tacto de la arena.

Esta interpretación expone que es muy conveniente que incluso debajo de la sombrilla el bebé lleve una camiseta de algodón y una gorra para evitar las radiaciones.

Para terminar explicaremos algunos consejos básicos para cuando llevemos a nuestros bebés a la playa:

  1. Debemos elegir una crema protectora especial par la piel de niños y de bebés, superior a 30 y que sea resistente al agua. Hay que extenderla bien por todo el cuerpo, incluido la nuca, orejas, pies y manos media hora antes de bajar a la playa y una vez allí conviene renovarla de vez en cuando sobre todo después del baño.
  2. Para los paseos es muy conveniente utilizar una sombrilla para nuestro carrito y utilizar gorra.
  3. La ropa debe ser de tejidos claros y ligeros, de algodón, traspirable. Par amás información sobre este punto se puede visitar la siguiente entrada de nuestro blog que explica un poco más el tipo de ropa adecuada para el verano:
  4. Debemos llevar siempre una botella con agua fresca para nuestro bebé ya que los niños se pueden deshidratar fácilmente. Los lactantes están hidratados solo con ofrecerles leche, pero para los no lactantes es bueno llevar un termo con agua fresca en el bolso.

Para finalizar os aconsejamos algunos artículos de Caleidoscopio que tienen que ver con el verano, la playa y los paseos en estas fechas del año.